/PANTONE 2017 (EMEA)
/PANTONE 2017 (EMEA)

Pantone, JBSS y Damen Jackson imprimen una receta de oro para el éxito

2/4/2019

Pantone, JBSS y Damen Jackson imprimen una receta de oro para el éxito

Fisher Nuts – El nacimiento de una leyenda

La marca de frutos secos Fisher nació en el corazón de Estados Unidos, en la ciudad de St. Paul (Minnesota). En 1920, Sam Fisher creó una línea de cacahuetes con cáscara que rápidamente se convirtió en un producto muy apreciado entre los consumidores que se vendía en estadios de todo Estados Unidos. También se dice que Fisher fue el primero en lanzar al mercado los cacahuetes tostados con miel. Hoy, esta empresa clásica americana ofrece una línea completa de snacks y frutos secos variados, reconocibles por sus característicos envases “Fisher Snack Red” (Pantone 185C) y “Fisher Recipe Blue” (PANTONE 654 C).

En 1995, John B. Sanfilippo & Son, Inc., (JBSS) adquirió la marca Fisher a Procter and Gamble y relanzó la empresa hacia la categoría de frutos secos variados en el mercado doméstico.

Retos

El color influye en un porcentaje estimado entre el 50 y el 85% de las decisiones de compra de los productos, y es uno de los elementos más importantes que deben tenerse en cuenta a la hora de crear diseños. Los envases solo disponen de unos segundos para captar la atención de los consumidores; por eso es tan importante que destaquen de sus competidores en la estantería. Tanto JBSS como su agencia de diseño, Damen Jackson, entendieron este aspecto a la perfección, y sabían que había llegado el momento de actualizar sus envases de la línea Recipe Nuts. En 2016, Fisher Recipe Nuts alcanzó el primer puesto en cuota de mercado en los Estados Unidos; desde ese momento está pugnando por incrementar esta cuota, así que cualquier elemento que dé una ventaja competitiva es importante.

Antes de colaborar con Pantone, la paleta de colores Recipe Nuts de JBBS incorporó un color oro, el PANTONE 871 C. Con el tiempo, la marca detectó que el metálico dorado se estaba convirtiendo en un color “apagado” y que estaba realizando la transición a un tono más bronce.

Como parte del catálogo de Commercial Graphics de Pantone de colores metálicos (una paleta de colores más suaves y cálidos en las series 800 y 8000), el PANTONE 871 C resulta especialmente adecuado para proyectos impresos como materiales de marketing, papelería y publicidad. Aunque sean adecuados para estos proyectos con colores brillantes, los colores de la colección Commercial Graphics Metallic no son idóneos para los envases ya que, en ocasiones, las formulaciones de tinta pueden ser resistentes a barnices como los que se emplean en la industria del envasado. El uso de estos colores para este propósito puede desembocar en la falta de brillo, en un deterioro gradual y en el tiempo y el coste adicional que supone aplicar varios revestimientos de calidad.

Entender este aspecto es crucial para las marcas: optimizar los costes y el tiempo de producción, manteniendo al mismo tiempo diseños atractivos en los envases, sigue siendo uno de los objetivos principales.

¿Cómo les ayudó Pantone?

Para el proyecto de rediseño de la línea Fisher Recipe Nuts, Pantone colaboró con JBSS y Damen Jackson para identificar el color que comunicase mejor la personalidad de la marca, capaz de destacar y de atraer a los consumidores a las estanterías y que permitiese una reproducción rápida y económica de los colores.

La recomendación resultante se plasmó en un oro más brillante, el PANTONE 10120 C de la colección Pantone Packaging Metallics (colores de la serie 10000 series). A diferencia de lo que el equipo utilizaba con anterioridad, estas tintas metálicas para envases se formulan con una tecnología avanzada de pigmentos de aluminio, lo que garantiza colores más brillantes y duraderos, sin formación de capas de pigmentos metálicos, resistentes a manchas y fáciles de aplicar; todas estas cualidades hacen que estas tintas sean perfectas para la industria del envasado.

Según el Pantone Color Institute, hoy estamos viendo un número significativamente mayor de marcas que incorporan el oro a sus envases. El oro es un color cautivador puesto que se trata de un tono metálico, pero el mensaje subliminal que pretende trasladar es la idea de lujo. La incorporación del oro aporta sofisticación y complejidad a un diseño, ya que añade textura visual y contraste.

PANTONE 10120 C se adapta bien a la imagen de marca premium que JBSS pretende dar a Fisher Recipe Nuts, ya que el oro también significa “de la tierra” y es un metal cálido que aporta un elemento de bienvenida.

Además, PANTONE 10120 C es un color complementario a los 54 colores nuevos relevantes y de tendencia presentados el pasado mes de marzo para la colección Packaging Metallics, una colección que proporciona opciones de color económicas que son fáciles de usar, especificar y amplificar, con resultados lujosos y dinámicos.

Según Ron Farnum, propietario de la agencia de diseño de JBSS, Damen Jackson: “El nuevo catálogo de colores (Pantone Packaging Metallics) nos da muchas más posibilidades para que el embalaje evolucione desde las tintas de colores tradicionales hacia colores metalizados con un mayor impacto visual, sin que se produzca un incremento significativo de los costes.”

Resultado: Entusiasmados por el nuevo oro

Está previsto que los nuevos envases de JBSS con la incorporación del PANTONE 10120 C lleguen a las estanterías en verano de 2019. “Pantone contribuyó a actualizar nuestros envases con un nuevo color oro, adaptándolos a los tiempos modernos”, comenta Roseanne Christman, directora senior de servicios creativos en JBSS. “Y lo que es más importante: ayudó a crear envases sostenibles.” En relación con otros proyectos de renovación de los envases, Roseanne recordó que la marca está estudiando la incorporación de otros colores de Pantone Packaging Metallics para sus productos Squirrel Brand. “Vamos a incorporar próximamente la colección Packaging Metallics porque queremos añadir ese toque extra especial y como manifiesto de excelencia, por no hablar de la gran cantidad de colores para elegir.”

Ron Farnum señala: “A partir de la paleta ampliada de colores metálicos de Pantone y una comprensión más profunda de la interpretación del color por parte de los consumidores, es muy probable que recomendemos los tonos metalizados en las primeras fases de las presentaciones de los envases como parte de una estrategia general del embalaje, en lugar de tratar estos metálicos como una opción “que estaría bien tener” a tener en cuenta en un momento posterior del proceso, cuando se entra en la fase de producción.”

Ahora, tanto JBSS como Damen Jackson entienden a la perfección los dos catálogos de colores (Packaging Metallics y Commercial Graphics Metallics), incluidos en la oferta más amplia de Pantone Metallic, así como cuáles serían sus usos más idóneos. Ambas empresas poseen guías para la inspiración, así como libros de fichas para compartir con partes interesadas y socios de la cadena de suministro y para su uso en la definición de las paletas para sus próximas oportunidades de renovación de sus envases.