/PANTONE 2017 (EMEA)
/PANTONE 2017 (EMEA)

Cómo trabajar con colores metálicos (y con los impresores) para crear diseños de envases que eclipsen a la competencia

17/6/2019

Cómo trabajar con colores metálicos (y con los impresores) para crear diseños de envases que eclipsen a la competencia


Uno de los principales retos a los que se enfrenta un diseñador de envases es cómo ayudar a sus clientes a destacar. Un consumidor potencial tiene una primera impresión de un producto por su embalaje, por lo que un diseño impactante puede ofrecer la ventaja competitiva necesaria para que lo ponga de la estantería directamente a su carro de la compra.

El uso de los colores metálicos en los embalajes es una de las herramientas que los diseñadores gráficos tienen para llamar la atención del consumidor en una tienda. Estos tonos brillantes y deslumbrantes evocan lujo y elegancia, y dan un toque “premium” que puede diferenciar un producto de sus competidores. Es por ello que la guía Pantone Metallics y nuestros libros de fichas Chips Books ofrecen más de 350 colores metálicos para embalajes y más de 300 tintas metálicas para proyectos gráficos de impresión comercial.

Si ya ha trabajado con colores metálicos, sabrá que a veces los impresores son reticentes a la hora de usar estas tintas especiales. Para ayudar a los diseñadores a hacer un mejor uso de las tintas metálicas en sus diseños de envases, en Pantone hemos hablado con Scott Hosa, director asociado de la división Technical Graphics en Landor Associates y experto en impresión. Scott comparte con nosotros algunos de sus ejemplos favoritos sobre el uso de colores metálicos para mejorar el embalaje de un producto, así como consejos para trabajar con los impresores y superar sus reticencias sobre los colores metálicos, y poder sacar así el máximo partido a sus diseños.

Scott, un diseñador veterano en el mundo de la impresión, recibe a menudo muchos “no” en su trabajo a la hora de evaluar la viabilidad de una impresión en el desarrollo de un envase en Landor, una consultora que opera a nivel mundial y que tiene una larga lista de clientes muy conocidos. “Las compañías de productos de consumo con las que trabajamos, habitualmente responden ‘no’ cuando se trata de aprobar el uso de técnicas de embellecimiento de los envases como los colores metálicos”, revela Scott. “Y lo hacen por una buena razón, y es que la estampación en caliente, los barnices de colores directos y el grabado pueden resultar caros y, además, corren el riesgo de dañarse durante el proceso de ensamblaje, rellenado del envase, embalaje, transporte y desembalaje”.

“Pero los diseñadores quieren utilizar estos colores en los envases porque quedan geniales y funcionan”, afirma Scott. “La competencia es dura e implacable. El efecto especial adecuado puede atraer a los consumidores y crear un retorno de la inversión significativo”.

A lo largo de su trayectoria, primero como impresor y después como diseñador, Scott ha aprendido a afrontar el reto que supone satisfacer tanto los requisitos de la logística en la fase de producción como los requisitos del diseño. A continuación, Scott comparte algunos de sus casos de éxito favoritos sobre el embalaje de productos, que demuestran el éxito de aplicar las tintas de colores directos metálicos.

Caso de éxito A – Innovación aplicada al producto

El reto: Crear un diseño de producto revolucionario y atractivo. La marca quería imprimir un logotipo mediante una película de aspecto metálico pero la forma, el tamaño y el estilo no permitían usar tinta transparente para un registro y una lectura correctos.

Scott: “Febreze ONE supone un antes y un después en la evolución de la marca con un actuador dinámico que elimina los olores tanto de los tejidos como del aire y que permite al consumidor usar recambios con diferentes aromas. Este avance en la lucha contra los malos olores mediante delicadas esencias merecía un logo que estuviera a la altura.

Las letras metálicas no se podían conseguir con tinta transparente sobre lámina plateada debido a las tolerancias de registro requeridas por las delicadas características de las letras. El azul metalizado ofrecía el toque refinado necesario, se podía utilizar en toda la funda (incluso en las letras más pequeñas), y podía registrarse fácilmente en la prensa. Un barniz de tacto suave añade un acabado con un agradable tacto que potencia los detalles brillantes”.

Solución: Se utilizó una tinta metálica en lugar de una lámina, complementado con un barniz de color directo que le da el “toque suave” para resaltar los detalles.

Caso de éxito B – Envase “premium” para un producto saludable

El reto: Resaltar la tinta metálica en un acabado mate, para crear un envase de marca con un coste de producción bajo, pero con un aspecto de producto de lujo.

Scott: “El envase de las almendras Gourmet Almonds de Blue Diamond se creó con la misma meticulosidad que el producto que contienen. En el centro de la parte frontal se encuentra impreso el texto y la fotografía del producto. Un efecto de marca de agua con grabado acentúa un fondo mate. Y una tinta metálica le da el toque ‘premium’ ideal y mantiene la prioridad en la comunicación ”.

Solución: Se usaron acentos de tinta metálica colocados con gran sutileza y cuidado y un barniz de color directo añadido, que crearon el nivel adecuado de impacto.

En resumen, no se ponga límites en sus diseños, y rete a los impresores.

Siempre fascinado por la tecnología y comprometido a romper todos los límites, Scott continúa su trabajo con las tintas metálicas y anima a los diseñadores a no aceptar siempre un “no” como respuesta.

“Soy muy afortunado de trabajar cada día con magníficos impresores y les estoy agradecido cuando comparten sus capacidades. Me encanta descubrir nuevas técnicas, me siento como Charlie en la fábrica de chocolate”, dice Scott. “Animo a los diseñadores a explorar las maravillas del ‘packaging’ y a crear su propio material. Si ve algo que le llama la atención, compártalo con su impresor. Descubra cómo se hace. Rételo a reproducirlo o a mejorarlo”.

Colaborar de forma creativa con los impresores y fabricantes ha ayudado a Scott a eliminar todas las barreras entre sus ideas y cómo ejecutarlas. “Trabajar duro juntos para satisfacer a nuestro cliente y construir relaciones de confianza nos ha permitido innovar rápidamente, resolver problemas y minimizar el riesgo”, observa. “Los diseñadores deben compartir sus ideas con sus colaboradores desde las primeras fases del proceso y dejar que los impresores usen su talento y conocimientos para que sus ideas cobren vida”.

Comprar Pantone Metallics

Metallic Chips Book
Metallic Chips Book
€336.00 ( IVA incl. )
Metallics Guide
Metallics Guide
€144.00 ( IVA incl. )